lunes, 29 de diciembre de 2008

¿Qué aprendimos hoy?

Valiosas enseñanzas deja el fin de año. Para mí, todo se podría resumir en esto:

Existe una sutil, imperceptible y minúscula, pero mortal diferencia entre torcerle el cuello al cisne y jalárselo al ganso.

He dicho.

QUE ESTÉN VIVOS PARA EL PRÓXIMO AÑO.

H.

2 comentarios:

Roxana dijo...

Wow, el 2008 te dejó casi demasiado.

H-Ek'tor dijo...

Demasiado....

Pues sí, podría decirse así.