miércoles, 5 de septiembre de 2007

Experiencias de gran trascendencia

Cuando hoy llegué a la facultad no recordé comentar a las pocas personas que me encontré hoy conocidas una curiosa experiencia que tuve hoy en la mañana. Sé que, a primera vista, esto que voy a comentarles será quizá el texto más absurdo que he escrito en mi vida, pero, en serio que tenía que decirlo, gritarlo, publicarlo, escribirlo, tartamudearlo... No sé, ya ustedes juzgarán.
Creo que más de uno de ustedes (los que no se trasladen en esta ciudad de locos en un vehículo propio) usan regularmente el Sistema de Transporte Colectivo conocido como METRO. Yo uso, para llegar a mi Facultad, la línea 7, la naranjita, la que va de Rosario a Barranca del Muerto. Una vez que recorro casi toda la línea -me subo en Aquiles Serdán- y me bajo en la última estación al sur, tomo un camión que me lleva del metro al Estadio Olímpico y de ahí me voy caminando. Desde que entré a la carrera en ese trayecto me acompañan muchos otros universitarios de Filosofía y Letras; compañeros y colegas que nunca he visto bien ni conozco. Las más variadas formas de la fauna post-adolescente de la Tenochtitlán de Concreto y lugares aledaños se dan cita en el paradero de Barranca del Muerto para llegar a tiempo a sus clases de una de las Facultades más señaladas por su "espíritu rovoltoso". He visto de todo: desde esos famosos fósiles hasta chicas de muy buen ver, que me alegran el trayecto o me despierta su vista, de lo cansado que a veces voy. La mayoría de ellos y ellas me acompañan desde el metro, en otros vagones o en el mismo, pero casi todos se suben después de Polanco; solo he ubicado a dos personas que vienen desde Aquiles Serdán o incluso Rosario, para llegar a tomar el mismo camión. Siempre los he visto de lejos.
Bueno, pero platicarles de mi rutina de cada mañana entre semana no es el propósito de este post (ese párrafo era sólo contexto histórico) sino de comentar algo que noté el día de hoy. Para variar, el transporte venía atascado y la situación sólo se alivió un poco después de Tacubaya. Una vez que salí del metro para tomar mi clásico camioncito, me encontré con que, por azares del destino, tras de mí, en la fila que se hace para subir al camión, estaba un chavo como de mi edad que había visto en el vagón en el que yo había viajado minutos antes. No me extrañó, eso me pasa con frecuencia. Por alguna razón, una vez que yo subí al camión, el susodicho, en vez de seguirme en el ritual de pago-apañolugaromequedoparado-espero, se quedó esperando quién sabve qué cosa. Como yo no tenía absolutamente nada en que pensar en ese momento, me puse a ver qué había pasado con mi (posible) compañero universitario; a veces esas cosas pasan cuando la gente le reclama a los que operan las salidas de los camiones o qué sé yo. Apenas vi, el tipo ya se había subido al transporte y la fuerza del destino lo colocó de nuevo al lado mío, en el único asiento que estaba libre en ese momento (varias personas aprovecharon sus retraso en la entrada del camión para apañar lugar). Fue entonces cuando me percaté o mejor dicho mi nariz se percató de la singularidad de aquel individuo.
Muchas veces, no me digan que no, vivimos y viajamos tan apretados en esta ciudad, que podemos percibir la más variada cantidad de olores corporales del resto de nuestros conciudadanos. En un lugar como los vagones del metro, especialmente en horas pico, existe la posibilidad de percibir una amplia gama de aromas (en la mañana) y de olores (en el sentido desagradable, en la tarde). No sé a ustedes, pero a mí me ha tocado de chile, dulce y manteca casi literalmente: el cocimiento de varios hombre -y mujeres a veces, hay que decirlo- en su propio jugo (sudor), olores de hierbas que las señoras a veces transportan, olor a comida, la agradable sensación de percibir el aroma de un perfume femenino auténtico y seductor, el aburrido olor del perfume de siempre (que usan muuuuuuchas), el perfume barato de algunas, esa loción que usan algunos hombres que a uno le da envidia no tener de esa marca, la loción que uno se queda indiferente y la loción que al percibirla uno sí se le puede salir un respetuoso ¡no mames, bájale!... En fin, cada uno con su respectiva fuente, que evocan sensaciones e imagénes distintas.
Pero encontrar a un tipo como el que me encontré hoy, pues simplemente no tiene par. Era una persona como cualquiera que uno viera en la calle, normal y todo. Pero percibir el olor que despedía pues es una de las cosas que uno nunca se espera. En serio. Sólo puedo decir que nunca voy a encontrar una persona que huela así otra vez. Nunca. ¿Y saben por qué?...
PORQUE MI COMPAÑERO DE VIAJE OLÍA COMO SI SE ACABARA DE BAÑAR EN UNA TINA LLENA DEL CONOCIDÍSIMO MEDICAMENTO PEPTO BISMOL.
¿Qué? ¿Esperaban otra cosa? ¿Alguna experiencia mística? ¿Un asomo de eventual homosexualismo? Naaaaaada de eso, compañeros. El tipo olía a Pepto Bismol. ¿Qué? ¿A poco ustedes se han encontrado a alguien que, sin motivo ni razón, huela en toda su persona a Pepto Bismol? ¿Verdad que no? Ahí está, ¿yo qué?
¿A poco no está cotorra esta experiencia?.... ¿No?..... Shaaaa!! no aguantan nada.
Bueno, en la próxima le continuo con lo del futuro.
Chale, me siento más incomprendido que nunca.

3 comentarios:

Cuquita la Pistolera dijo...

Perdón la insistencia, creo que lo de los olores es un tema fascinante (cuando estos son deliciosos) pero me he quedado pensando mucho en tu idea de historiar las concepciones de futuro. Me late que eres historiador. Busqué algunas cosas en la red y aunque wikipedia de pronto puede ser tan falsa como el silicón en esta entrada hay bastantes referencias bien interesantes:

http://en.wikipedia.org/wiki/Future_history

No conozco ningún trabajo en México que se haya dedicado a este tema. Si no lo haces tu lo hago yo (¿suena a amenaza?)

Cuquita la Pistolera dijo...

Aquí te va el post más largo que he hecho en mi vida.

UN COLOQUIO SOBRE HISTORIA DEL FUTURO...

XXXI Coloquio Internacional de Historia del Arte

El Futuro

del 15 al 18 de octubre en el Centro Cultural Santo Domingo, Oaxaca, Oax.

PROGRAMA

Lunes 15
Mesa I
La figuración del mañana, medios y contextos

Moderador: Alberto Dallal
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM

9:00 a 9:40 horas
Graphic Expectation
Daniel Rosenberg
University of Oregon, Estados Unidos

9:40 a 10:20 horas
Expresiones y modalidades del futuro en la imagen fija
Georges Roque
Centro Nacional de Investigación Científica, Francia

10:20 a 11:00 horas
Future Space. Aesthetic Constructions in Early Twentieth Century Painting
Peter Leech
Art History and Theory, University of Otago, Nueva Zelanda

11:00 a 11:40 horas
Facture and Gloss: Imagining the Future in Woodcut and Photography
Harper Montgomery
Department of Art History, University of Chicago, Estados Unidos

11:40 a 12:00 horas
R E C E S O

12:00 a 12:40 horas
Los panoramas esotéricos en la modernidad
Olga Sáenz
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM, México

12:40 a 13:20 horas
Crononauta: la propuesta de ciencia ficción pánica de René Rebetez y
Alejandro Jodorowsky
Miguel Ángel Fernández Delgado
Asociación Mexicana de Ciencia Ficción y Fantasía, A.C., México

13:20 a 14:00 horas
La imagen del futuro en la novela mexicana contemporánea
Arnulfo Herrera
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM, México
Moderadora: María José Esparza
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM

16:00 a 16:40 horas
La formulación del edén prometido en anuncios y carteles. Publicidad y
diseño: los heraldos del futuro
Julieta Ortiz Gaitán
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM, México

16:40 a 17:20 horas
El fotógrafo Luis Márquez y el pabellón mexicano en la Feria mundial de
Nueva York / The Tomorrow World (1939-1940)
Ernesto Peñaloza
Itala Schmelz
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM - Museo de Arte Carrillo Gil,
INBA, México

17:20 a 18:00 horas
R E C E S O

18:00 a 18:20 horas
Infinitos y galaxias: el futuro del Hombre en la obra pictórica de Rufino
Tamayo
Alejandro Duarte Aguilar
Universidad de Sonora, México

18:20 a 19:00 horas
Nuestra maravillosa civilización
Jorge Alberto Manrique
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM

Martes 16

Moderadora: Ma. Elena Ruiz Gallut
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM

9:00 a 9:40 horas
El futuro sagrado en imágenes: los almanaques de 260 días en los códices
mayas
Laura Elena Sotelo Santos
Instituto de Investigaciones Filológicas, UNAM, México

9:40 a 10:20 horas
El futuro como expectativa en El Palacio de Palenque
Laura Piñeira Menéndez
Departamento de Arte, Universidad Iberoamericana, México

10:20 a 11:00 horas
El antiguo futuro del k'atun: imágenes, textos y contextos de las profecías
mayas
Erik Velásquez García,
Guillermo Bernal Romero
Instituto de Investigaciones Estéticas - Instituto de Investigaciones
Filológicas, UNAM, México

11:00 a 11:40 horas
Tiempo cíclico versus tiempo lineal en el templo de las serpientes
emplumadas de Xochicalco
Rubén B. Morante López
Dirección General de Investigaciones, Universidad Veracruzana, México

11:40 a 12:00 horas
R E C E S O

12:00 a 12:40 horas
El futuro en el pasado, el pasado en el futuro
Ellen Hoobler
Columbia University, New York, Estados Unidos

12:40 a 13:20 horas
La reducción del caos: proyecciones del futuro en la visión de un gobernante
postrero de El Tajín
Arturo Pascual Soto
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM, México


Miércoles 17
Mesa II
La estética del porvenir o esquemas estéticos de la visión del futuro
Moderadora: Louise Noelle Gras Gas
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM

9:00 a 9:40 horas
Nación por Revolución o el poder concreto de la forma / El hemiciclo como
templo político y cosmos laico
Luiz Renato Martins
Universidade de Sao Paulo, Brasil

9:40 a 10:20 horas
Imagining the Future in Architectural and Urban Form: Parque México
Kathryn E. O'Rourke
University of Pennsylvania, Philadelphia, Estados Unidos

10:20 a 11:00 horas
A future elsewhere: exotic materials and Christian art
Anne Dunlop
Yale University, Estados Unidos

11:00 a 11:40 horas
La imagen del paraíso en los conjuntos conventuales del siglo XVI. Los
elementos de la naturaleza
Martha Fernández
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM, México

11:40 a 12:00 horas
R E C E S O

12:00 a 12:40 horas
Las ciudades de las mujeres. Genealogías y ginecotopías
María José González Madrid
Universidad de Barcelona, España

12:40 a 13:20 horas
Preñar el futuro
Deborah Dorotinsky
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM, México

13:20 a 14:00 horas
Representing the Future through the Avant-garde: Art in the Era before Doi
Moi
Karen Gloyd
University of Delaware, Estados Unidos

Moderador: Enrique X de Anda Alanís
Instituto de Investigaciones Estéticas

16:00 a 16:40 horas
Desnudeces y corporalidades como construcción de otra subjetividad y
política; obras de Spencer Tunick y manifestaciones y plantones en el mundo
Elia Espinosa López
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM, México

16:40 a 17:20 horas
Píxeles y neuronas: una imagen autoconsciente
Gustavo Prado
Centro de la Imagen, México

Jueves 18
Mesa III
La descomposición del imaginario del futuro
Moderador: Peter Krieger
Instituto de Investigaciones Estéticas, UNAM

9:00 a 9:40 horas
De la transparencia a la opacidad: la imagen de la Ciudad de México como
geografía moralizante
Adriana Zavala
Department of Art and Art History, Tufts University, Estados Unidos

9:40 a 10:20 horas
¿Es esto el mañana? Prefiguraciones de la ciudad hacia el año 2000
Miguel Ángel Rosas Rivera
México

10:20 a 10:40 horas
R E C E S O

10:40 a 11:20 horas
Nueva Babilonia y la arquitectura del espectáculo
Daniel Garza Usabiaga
Facultad de Filosofía y Letras, UNAM

11:20 a 12:00 horas
"A utopia Minus Bottom": Robert Smithson's conception of future
Maria Konta
Department of Art History and Theory, University of Essex, Reino Unido

12:00 a 12:40 horas
La espiral ascendente del porvenir: Babel, Tatlin, Smithson
Juan Antonio Ramírez
Universidad Autónoma de Madrid, España

12:40 a 13:00 horas
CLAUSURA

H-Ek'tor dijo...

Sniff! Sniff! Por qué en Oaxaca???????????? No tengo nada contra la ciudad, pero shaleee. Justo cuando no puedo salir (casi nunca)

En Fin. Gracias por el dato.