sábado, 28 de noviembre de 2009

Y ahora....

Segunda vida

Era inevitable: moriría a los cuarenta años. Y él se enteró a los cuarenta y uno.

[Una pequeña minificción (sí: lo digo con todo y pleonasmo y qué y qué) para los que se aburren y creen que todos los bloggeros deben estar en Twitter. Se los digo desde ahorita, como cuando me negaba a tener celular o cambiar de consola y permanecía en pie de lucha con mi Super Nintendo: NUNCA ME ATRAPARÁN]

H.

1 comentario:

Anaïs Moreno dijo...

Nintendo! quiero eso de regalo! lo quierooooo!!!